Actualización de datos

1
Con mis amigos vagos (papá dixit), se nos ocurrió hacer un lienzo para ponerlo quizás donde, el día del cambio de mambo. Lo “pensamos” en el depto de Eduardo, junto a unas pilsen, cigarros y lápiz en mano. La frase salió de la maravillosa cabeza llena de caca del Fabián. Fue la siguiente: Seguimos en estado decepción. Distintos tamaños y distintas tipos, en 4m de tela blanca. La cosa es que a daddy no le gustó mucho la idea de andar haciendo liencitos, así que me dio un discurso político moral de aqueeellos. Así que con mi hna nos fuimos a vlpo a vivir los últimos días de LIBERTAD y para escapar de esta TERRIBLE TORTURA.

2
No sabía si era réplica o caña, partí a la pieza de dani y cia para saber que onda, mientras en la tele mostraban el comienzo del cambio de mando, mientras seguía temblando, y yo ya no sabía si tener miedo o miedo porque piñera estaba a punto de asumir el power y mi bacheleti se iba toda godita ella bonita me da daba tanta peeena. Teníamos que irnos, porque TENÍAMOS que irnos a stgo para continuar con el plan maestro. La gente esta vuelta loquilla, corriendo hacia los cerros porque habían dado alerta de tsunami en tooodas las costas del país. Logo, que onda, estamos en el cerro playa ancha a las rechuchas del mar y la gente subía subía. Para continuar con el riesgo, tomamos una micro que se fue por ERRAZURIZ, la calle que está más cerca del mar, llegamos al terminal y obvio que estaba cerrado, estaban evacuando el congreso, las calles estaban raras, la gente, el viento, todo estaba raro. Según un señor carabinero desinformado, nos dijo que los buses estaban saliendo en nosé que calle. Fuimos a esa nosé que calle y no había ni un bus. Nos metimos a una shopería-restaurant, decidimos esperar y comer. Mientras, en la televisión mostraban por segunda vez, el fin del mundo, la histeria colectiva, los celulares con “efecto año nuevo”, las noticias, el mar, la onemi. Me como un italiano muy rico y pienso seriamente: no puedo creer que esté pasando todo esto, hoy, cuando tengo tanta caña. ¿No serán muchos conceptos para un sólo día?. Repasemos, en un rango de 2 horas (11am a 13.00pm) había sucedido: Michelet, Piñera, réplica 1, 2 y 3, alerta de tsunami, evacuación, caña, terminal, dolor de cabeza, caca y pipí. Abren el terminal y nos dan el bus más cercano, en una hora y cuarto más. Nos echamos en los asientos a dormir, como perros vagos, no tenemos miedo, extrañamente, todavía queremos seguir con el plan, queremos seguir.

3
En el baño de pajaritos me mareo y me sale sangre de nariz, estoy a punto de caer al suelo, me tomo el lavamanos y me echo agua en la nuca, en la frente, por todas partes. No sé que me pasa pero no me gusta la sangre. Santiago está acordonado y acalorado. Decido irme a la casa de V, pololo de V. Me siento en el suelo de la 302 que va llena. No puedo creer que estemos haciendo esto, en serio, esto está mal. Vemos acostados las noticias, las cosas que de nuevo, insisten en contarnos, estos estúpidos medios de comunicación que sólo sirven para llenarnos de miedo. Piñera ahora está en el sur con todos los chicago boys vestidos con chaquetas rojas. Claramente a la chaqueta de Piñera tuvieron que hacerle un arreglo en las mangas. Pedimos pizza del dominó y mi hermana insiste en que duerma para ponerme bien. LLega la pizza, los palitos de ajo y las alitas, me acuerdo de la primera vez que comí pizza con pimentón rojo. Me baño, nos bañamos y nos arreglamos para salir de nuevo. Ahora toda la alameda estaba vacía, se escuchan helicópteros y hay gentes con banderitas en sus manos (regaladas).

4
Llegamos a la tocata y habían más de 200 seres humanos con bolsas de copete y alimentos no perecibles. Nos faltaba sólo una entrada, pero ya no estaban vendiendo más. Era obvio lo que iba a pasar, todos los seres humanos iban a unir sus fuerzas para romper la reja y entrar a la mala, y pasó. Hermoso, entramos todos y el ambiente era muy changalanga. Subimos por unas latas y nos quedamos mirando a unos que hacían break dance. Yo sólo quería ver a SD y grabarlos. Suben y me alcanzo a meter entremedio del edu y otros seres para ver algo, menos mal que andaba con lentes. No sé porque, se me ocurre mirar al público y obvio, veo entre la gente al innombrable más grande mi vida actual. Sentí frío, dolor de guata y me tiritaban las piernas. Le digo a la V que está y no puede creerlo. Está horrible, como siempre, con esa actitud de no querer ser nerd, pero que se la gana, lo delata. Pienso en tirarle la lata de cerveza en esos momentos en que uno cree que es flayte, pero really really, no lo es. Me voy, hay demasiados huachitos, hay uno que baila pa qué más bacán. Sigo con las amigas de V y suena Movimiento Original. Estoy cansada, ha sido demasiado por hoy.

5
Vi todos los capítulos del docureality de Arenita. Está claro que tiene problemas sicológicos, pero ¿quién no los tiene?. Todos rayamos con algo, todos hacemos locuritas, ella las hace públicas y yo también. Quizás somos igual de hiperventiladas, quizás hasta podríamos ser amigas.

6
Le estoy contando a mi mamá, el espectacular sueño que tuve durante la siesta de domingo. Estoy embarazada de R.F. justo nos vamos a la casa de mis abuelos en Punta de Tralca y rompo fuente. Me lleva al hospital del Quisco y nace una hermosa niñita blanca, media rubia. LLegamos a la casa y la guagua ya había crecido, ahora caminaba. Llamo a mi mamá para contarle que es abuela, pero se enoja por no haber estado ahí y decide no irme a ver. LLega mi hermana y mi papá y nos traen de regalo un sofá cama muy bonito. La casa quedaba frente al mar y no tengo ni una relación con R.F., sólo es el papá de mi hija. Me pongo a escuchar música en el computador y llega mi hija que aún no tiene nombre, y le enseño a usar MSN. Toma el teclado y me escribe: Mamá, quiero ver monitos. Me doy cuenta que tengo que comenzar a comportarme como mamá y empezar a tratar a mi hija como guagua, no como grande, aunque extrañamente, ya es grande. Le pongo el Nickelodeon y se queda quieta mirando la tele, fin del sueño. Le termino de contar todo esto a mi mamá y a poco comienza a bajar el voltaje de la luz hasta que se apaga todo. Salgo a la calle y veo que no hay luz ni en la Victoria ni en San Miguel.

7
Subo por mi linterna de minero y agarro el pendrai para escuchar la bíobío. Tengo miedo, les digo que quizás viene otro terremoto, que nos están avisando con este corte de luz para que estemos todos en nuestras casas, reunidos. Pienso en el mail que nos mandó la Lole, más miedo aún. Quizás en un momento sentí pura adrenalina, quería que pasara y ya. Que venga un terremoto grado 10 y que se acabe Chile de una vez. Las líneas telefónicas para variar, ya cagaron. En la radio dicen que el corte es desde La Serena hasta Chiloé. Repasamos el plan de evacuación con mi hermana y mamá (sí, tenemos uno). Llega mi papá, mi hermana pone Omega, ese cuma que hace cumbia-salsa no sé y nos ponemos a bailar con la linterna, después bailamos “pepe” de Tito el Bambino (gran canción por lo demás). Comencé a conspirar de nuevo, hasta que me acordé que me estaba tostando un pan. Llega la luz y en CHV dicen BLACK OUT. Se vuelve a cortar. Llega la luz de nuevo. Dicen en la radio que las únicas comunas con luz son Santiago y P.A.C. Falla, dicen que hay una falla en el sistema interconectado. Me imagino que hay un puro interruptor para toda la luz de Chile, si ese baja, caga todo. ¿Puede ser así?, le pregunto a mi papá, pero no me responde, se queda pegado en el History channel, viendo “Después del Armagedón”. Fátima, NostraDamus, y hasta un nuevo matemático salen a la pelea, todos haciendo predicciones. ¿Acaso alguien puede predecir algo bueno, en un mundo tan feo como la Tierra?

El día que decidí empezar a fallar, se me perdieron los documentos en alguna parte del centro, mi licencia (la segunda), la tarjeta del banco y el carnét. Después de eso, no recuerdo otra tragedia importante, salvo, ridículas anécdotas que no merecen ser contadas. Viajé a valpo a conocer la nueva casa de la dani, además, aproveché de nuevamente, concretar un supuesto “romance ilegal”. Comenzó Marzo, me corté el pelo y lo teñí más rojo aún, además, me entregaron mi nuevo carnét y esta semana inscribiré por segunda vez la bendita/maldita tesis. Son 6 meses ya y creo que ya no me duele tanto este error de volver a vivir a Santiago. Mi pieza ya está bien, puse en la ventana un cosito de palos que suena y le quité un sillón a mi hermana para sentarme a leer con una buena panorámica del espacio. Se acabó el verano, la gente vuelve.
Las réplicas parece que ya pasaron y estamos volviendo a la normalidad.