Habemus altar

Anuncios

Que pena

Anita es amiga de Manu que es amigo de Marta que es amiga de Pete que es amigo del Dandy. En realidad no es amigo, el Dandy se lo comió el otro día en Illuminati y ahí todos se hicieron amiguis, tan así que la Marta tiene el celular del Dandy, de hecho, los invitó a su departamento en Viña porque le quería hacer cochinás a Peter el gringo gay. La cosa es que Anita era una cuica que tenía un departamento (en realidad eran dos) por ahí por San Francisco con Santa Rosa porque sus padres vivían en calera de tango. Era media desagradable al principio, pero después cuando el Hanson, otro gringo que era súper vío (llegó con un mistral) sacó la weed todo fue muuucho más desagradable. Que bueno que con la Isabel nos entendíamos en código de risa-risa, porque o si no, me voy a la cresti. Los grandes momentos fueron cuando Anita eligió una canción de su IPOD, la peor canción que podía elegir para ese momento: “El templo del placer” de EM 3,14. Manu y Anita se la sabían de memoria y la cantaban como si fuese la mejor canción. La canción tiene unas partes dignas que con la isabel empezamos a imitar, sobretodo, cuando canta el gueon metalero y después el rapero. Le dejamos de manifiesto  a la dueña de casa que era HORRENDA esa canción. Después escuchamos Buddy Holly de Weezer y por supuesto, era la mejor canción y la cantamos felices. El peor momento fue cuando Anita me pregunta por 3era vez en la noche:

A:-¿en serio te llamai Betania?

B:-sipo, en serio-

A:-pucha, igual que pena-

Y como estábamos tan in jamaica que no sabíamos si reír o llorar y despues el gringo gay le empezó a tocar la pierna a la cuica fifi y todo empezó a ponerse raro por culpa de la weed así que tuvimos que escapar y la Marta me llevó a Suecia, me OBLIGÓ a entrar a un local Colombiano y quería que bailara vallenato con un hombre cosa que no acepté y terminamos comiendo un italiano.

 

Hablo por msn con mi mamá que está en Brasil y le muestro mi pieza nueva por cámara web y me dice: “sólo te falta un pololo pa inaugurarla, juasjuasjuas”, ni me alcanzó pa que me diera pena, parece que ya se me quitó LA DEPRESIÓN foreva.

 

Pieza nueva

Ojalá, sea vida nueva. Es la primera noche en mi pieza nueva, con el colchón en el suelo como cuando era chica-jipi-punk y se siente bacán, aunque no tengo cortinas y tengo miedo que el vecino me espíe. Aún me quedan cajas de pertrechos que ordenar, pero por el momento, estoy felih porque llegó la marta y almorzamos lasaña con las chiquillas, y quiero despertar mañana y sentir eso que se siente cuando uno no sabe donde está y darme cuenta: es mi pieza nueva.

secreto

Se me hace agua la boca cuando hablas con esa lengua formal y me derrito me pongo tonta quiero que no llegue tu micro, pero llegan dos, es obvio, te vas a ir y yo me quedo con esa aguita en la boca como cuando uno mira una tortita de chocolate pero peor porque no sé que sabor tienes, pero lo más probables es que me guste.

ñami ñami 😛